Seguridad Social elimina la bonificación del 20% en las cuotas mensuales de las empleades del hogar

El gobierno elimina la bonificación del 20% en las cuotas mensuales de la Seguridad Social de las empleadas del hogar.

Se trata de una bonificación creada en el 2.012 y que beneficiaba a las nuevas altas que se realizaban a partir del 1 de enero del 2.012, se revisaba cada año con los presupuestos generales.

Al 2.017 los presupuestos se prorrogaron hasta junio y ahora con la aprobación definitiva la bonificación lamentablemente ha desaparecido.

Al 2.012 fue una medida para incentivar a los empleadores a dar de alta a sus trabajadoras domésticas a la seguridad social, ahora esta medida desaparece y se mantendrá durante todo el 2.017, tendremos que esperar al 2.018 para ver que pasa.

A los empleadores con una empleada del hogar asegurada anterior al 1 de enero del 2.012 no les afecta, su recibo no se verá alterado, así como  a las familias numerosas.

Si quiere conocer el nuevo importe del recibo le adjuntamos las nuevas tarifas.

Tarifas actualizadas S.S. 2017

 

 

Receta de Hummus para niños

Este rico paté de garbanzos es típico en muchos países del Mediterráneo. Está compuesto básicamente por una crema de garbanzos muy rica y especiada. Suele tomarse como aperitivo o como primer plato para compartir. Un plato muy nutritivo para los niños.

Ingredientes: (para 4 personas)

500 gr de garbanzos cocidos (en su versión exprés también valen los que vienen envasados ya cocidos)
1 diente de ajo
1 chorrito de leche
El zumo de medio limón
Pimentón
Comino
Pimienta negra (opcional para niños)
Sal
Elaboración:

Se trituran todos los ingredientes con la batidora. Cuando la crema de garbanzos se haga muy espesa se puede añadir un chorrito de leche o de nata líquida para poder batirlo con facilidad.
El plato debe conservarse en frío hasta que se sirva a la mesa, conviene sacarlo 10 minutos antes. Para su presentación se puede extender sobre un plato no muy hondo, haciendo un círculo profundo en el centro y cubriéndolo después con aceite de oliva, un poco de pimentón y cominos espolvoreados.
Se puede acompañar de pan de pita tostado o vegetales cortados en varitas. Para los más pequeños seguro que les encanta sobre pan tostado o con unos nachos.

 

Tareas en la cocina que proporcionan hábitos alimenticios para los niños

En la mayoría de las oportunidades, las personas toman como excusas a sus hijos para evadir una vida sana, cuando en realidad nuestros hijos deberían ser la principal razón para mantener un compromiso que un entorno saludable. En este sentido y con la intención de involucrar a los niños en las tareas de cocina, debemos permitir que nos puedan ayudar en estas labores, bien sea colocando la mesa o preparar recetas sencillas de ensaladas con la intención de que los niños descubran ¿Por qué comemos los alimentos que comemos?

Colaboración de los niños

Para poder involucrar a los niños en las tareas de la cocina, el primer paso debe ser la planificación de las comidas. En este sentido, pregúntale a tus hijos lo que quieran cenar durante la semana y déjalos que te ayuden a escoger los ingredientes en el mercado. Esto puede ser muy productivo, ya que además de enseñarlos a elegir los alimentos, también podrán relacionarse progresivamente con los precios de cada uno de ellos, lo que permite que sea menos probable que los desperdicien.

Deja que tus hijos preparen los ingredientes bajo tu supervisión. Una de las cosas mas importantes que se pueden hacer para que los niños se acostumbren a realizar tareas en la cocina es enseñarlos a ponerlos en práctica, mas allá de que puedan ver como nosotros preparamos los alimentos, lo mejor será que sean ellos mismos los que preparen las recetas. Esto podemos aplicarlo principalmente cuando preparamos postres. Con esto, los niños podrán aprender a saber que ingredientes suplantar cuando haga falta como la miel por el azúcar por ejemplo.

Confianza en las tareas de la cocina

Generalmente a los niños se les da muy bien la práctica de mezclar, batir y remover ingredientes, sobre todo cuando nosotros estamos ocupados realizando otro tipo de tareas de la cocina. Cuando los adultos están cocinando por lo general tienen muchas cosas que hacer, fregar los platos, limpiar la cocina y ordenar los artículos que usamos al mismo tiempo, por esta razón, nunca estará de más aprovechar estas manitos adicionales para que nos puedan brindar su valiosa colaboración.

Cuando compres la comida indícales a los pequeños donde va cada alimento como si de juguetes se tratara. Ellos deben saber que las futras irán en un lugar en especifico apartado de verduras y otros alimentos. Cuanto mas nos puedan ayudar con estas pequeñas cosas, más rápido podrán valorar el valor que tienen las tareas de la cocina en casa.